GATOS

¿Cómo cepillar a mi gato si no se deja?

El cepillado en los gatos es parte de sus cuidados principales, así que aquí te decimos cómo hacerlo correctamente y de la forma más amable.

Sigue estos cuidados para cepillar a un gato
Así puedes cepillar a un gato que no se deja.Sigue estos cuidados para cepillar a un gatoCréditos: Pexels y Flaticon
Escrito en BIENESTAR el

Cepillar a un gato puede ser una actividad bastante relajante para algunos humanos pero tal vez no lo sea tanto para ciertos gatitos a los que les molesta que sus dueños los toquen, así que en esta ocasión te vamos a dar unos tips para cepillarlos y tener los cuidados necesarios con tu mascota y su pelaje.

Entre los cuidados básicos de un gato (aquellos necesarios para que viva feliz y pleno) se encuentra la alimentación saludable, la hidratación, la limpieza en sus hábitats, la actividad física, las visitas al veterinario y el cepillado, así que esta acción es muy importante para el bienestar de tu mascota.

Por su forma de ser, hay algunos gatos que toleran más la cepillada que otros, pero sí es importante que sea una acción que incorpores a la rutina de cuidados de tu mascota, ya que de no hacerlo podría experimentar algunos problemas.

Créditos: Pexels

¿Qué pasa si no cepillo a mi gato?

Los problemas que puede llegar a tener un gato cuando no es cepillado son la acumulación excesiva de pelo en las tan temidas bolas de pelo. También, si un gato no es cepillado puede llegar a tener problemas en la piel, esto debido a que con el cepillado se estimula la circulación en la zona y se promueve la salud cutánea de tu mascota.

Además, el correcto cepillado ayuda a eliminar suciedad, grasa y escamas de la piel, mismas que, si el gato se acicala, podría llegar a ingerir, así que lo mejor es siempre atender a tu mascotita y eliminar todo eso tú mismo.

¿Cuál es la mejor manera de cepillar a un gato?

La mejor manera de cepillar a un gato siempre dependerá de tu mascota, ya que puede que tenga el pelo corto o largo. Tendrás que comprar un cepillo especializado para el tipo de pelo y, posteriormente, si es de pelo corto, cepilla su pelaje en la dirección a la que crece; después cepilla su pelo en dirección a su cabeza y finaliza cepillando al revés, de forma que su pelo esté liso.

En cambio, si tu gato tiene el pelo largo, puedes hacer una inspección con tus dedos y desenredar con suavidad los nudos que encuentres para no lastimar a tu mascotita. Después, realiza el cepillado comenzando por la cabeza y terminando en la cola, en dirección hacia donde crece el pelo. No olvides cepillar las partes como axilas o barriga, ya que ahí también pueden sufrir la formación de nudos.

¿Qué hacer si mi gato no se deja cepillar?

Hay algunos gatos que no se dejan cepillar, pero para esto, te vamos a dar unos consejos. Lo más importante siempre será conocer a tu gato, ya que tienes que familiarizarte con su temperamento, conocer cuándo está tranquilo, qué le molesta y dónde le gusta que lo acaricien.

Una vez que sepas todo esto, puedes elegir el momento del día donde más tranquilo se encuentre, tener todo a la mano para realizar el cepillado y empezar por aquellas zonas donde sepas que le gusta ser acariciado. Háblale con suavidad y realiza movimientos lentos y tranquilos, pero sobre todo, mantén la calma. Finalmente, si con todo esto no se deja, puedes repetir este procedimiento y cepillar varias zonas a lo largo de los días.

Esperamos que estos consejos para cepillar a tu gato te hayan gustado y que te sean de mucha utilidad. Recuerda que es parte de los cuidados necesarios para que tu mascotita tenga una vida plena y feliz y vale mucho la pena dedicarle unos minutos de tu tiempo a esta actividad.