GATOS

Cómo darle agua a un gato que no quiere tomar

Puede que a tu gato no le guste tomar nada de agua, pero es necesario que lo haga, así que existen diferentes alternativas que te ayudarán en la tarea.

Qué hacer si mi gato no quiere tomar agua.Créditos: Pexels y Flaticon
Escrito en ALIMENTACIÓN el

Una de las diferencias más marcadas entre perros y gatos, es que a los felinos no les gusta tanto beber agua como a los perros. Por eso, si se niegan rotundamente a hacerlo, todavía podemos utilizar alternativas para darle de tomar agua a un michi que no quiere hacerlo.

Si bien la cantidad exacta de agua que un gato debe beber al día varía en función de diferentes factores, como su tamaño, su peso, su raza, el clima y su edad, el promedio, para un adulto con un estado de salud normal, se sitúa entre los 60 y los 80 mililitros por cada peso corporal.

Por ejemplo, un gato de peso promedio, es decir, de entre 4 y 5 kilos, debe beber entre 240 y 400 mililitros por día. Aunque sea poco común estar midiendo exactamente el agua que le damos a un gato, los bebederos están diseñados con una medida específica que nos ayuda a tener un aproximado del líquido que bebe nuestra mascota.

Formas de hidratar a un gato que no quiere tomar agua

Lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que el agua que tiene disponible está fresca, en buen estado y completamente limpia, además de que esté alejada de lugares con malos olores. De igual forma, hay que corroborar que sus bebederos está en buen estado. Si tales medidas no funcionan, podemos tomar las siguientes medidas.

  • 1.- Opta por alimentación húmeda: dejamos esta opción al inicio, pues se trata de la más utilizada. Un sobre de alimento húmedo para gatos puede aportar hasta la mitad de agua que necesitan al día, sin embargo, esto hay que platicarlo con el veterinario para que nos pueda orientar sobre la mejor opción para nuestra mascota.
  • 2.- Dales caldos: otra opción es darles caldos aptos para gatos, como los de pollo o pescado, pero hay que cuidar que estos no tengan sal o condimentos que les puedan hacer daño; es decir, hay que prepararlos especialmente para ellos y consultar al veterinario sobre esta posibilidad.
  • 3.- Remoja sus croquetas con agua: otra opción, aunque a muchos gatos no les agrada para nada, es remojar sus croquetas, también conocidas como alimento seco, en agua, de esta forma, cuando las coma, también estará absorbiendo el agua.
  • 4.- Mezcla alimento húmedo con alimento seco: finalmente, puedes combinar perfectamente el alimento húmedo con el seco; diversas marcas cuentan con las porciones, por ejemplo, un sobre por un puño de croquetas.
Créditos: Pexels

¿Qué pasa cuando los gatos no quieren beber agua?

Como lo hemos mencionado a lo largo de este artículo, la hidratación es fundamental para un gato, y aunque no sean grandes bebedores de agua, el hecho de que no lo hagan sí podría ser un indicador de que hay algo mal.

  • Alguna enfermedad, como renal o del tracto urinario.
  • El agua está en mal estado.
  • Su bebedero no es el adecuado o es inaccesible.
  • Padece de estrés.
  • Recibe agua de otras fuentes, como de una alimentación húmeda.
Créditos: Pexels

Ahora ya sabes qué hacer para darle de tomar agua a un gato que no quiere, sin embargo, sí es muy importante que acudas con tu veterinario a una revisión, pues podría ser el indicativo de que existe un mal subyacente.