PERROS

La mejor parte del pollo para los perros: ¿cuál es y cómo dársela?

Si quieres darle un poco de pollo al perro para complementar su alimentación, hazlo con la mejor parte del ave. Te decimos cuál es y por qué es mejor para comer.

Los perros disfrutan del pollo, pero ¿cuál es la mejor parte que pueden comer?.Créditos: Unspash | Canvas
Escrito en ALIMENTACIÓN el

Los perros siempre son animosos cuando se prepara la comida, más si hay algo que les encanta sobre la mesa, como el pollo. Para consentir al peludito de la casa con un poco del ave, conoce cuál es la mejor parte que puedes darle, no solo por su versatilidad, sino también por los aportes que le brinda al comer.

Es cierto que las croquetas para caninos están formuladas con los componentes necesarios para una buena alimentación (la mayoría y dependiendo su calidad), pero la carne magra es un buen complemento para comer por su alto contenido de proteína que es la base para una buena alimentación y sobre todo la mejor parte del animal.

Es bonito que quieras consentir al perro con deliciosa carne, pero debemos recordar que se le debe preparar especial para él. Lo principal es que no contenga la piel por las grasas que tiene y lo segundo es ponerla a cocer sin cebolla, sal u otros ingredientes que puedan causar complicaciones en su salud.

Pechugas y muslos, las mejores partes del pollo para los perros

Las partes consideradas magras del pollo le brindarán una mejor alimentación, pero ¿qué quiere decir carne magra? Son las partes del cuerpo que tienen menos grasa, un aproximado de 10 gramos por cada 100 gramos de peso. Por el contrario, aquellas partes con un mayor contenido de grasa son la piel y las vísceras.

Créditos: Unsplash

Al brindarle la mejor parte del ave, que son la pechuga y el muslo para comer, asegura que el perro reciba un gran aporte de proteínas animales con un alto valor biológico, además contiene aminoácidos esenciales que consigue asimilar mejor que los de origen vegetal.

La pechuga de pollo es baja en grasas, ideal para caninos que necesitan controlar su peso al contar con 1,4 gramos de grasa y 23,7 gramos de proteína, aproximadamente. En la segunda opción está el muslo con 14,7 gramos de grasa y un aporte de proteína de 17,0 gramos por cada 100 gramos de carne. Los aportes pueden variar dependiendo la procedencia del ave.

¿Cómo es mejor el pollo para los perros cocido o crudo?

La mejor manera de darle pollo a un perro es cocinarlo sin verduras, sal o condimentos hasta que esté cocido. Antes de dárselo, procura retirar todos los huesos, esto por el riesgo de asfixia en la garganta o el esófago, la perforación del intestino o su obstrucción. 

Créditos: Unsplash

Si le das pollo crudo, existe riesgo de que la carne contenga bacterias dañinas como Salmonela, Campylobacter sp y E. coli, que pueden provocar diarrea, vómito, fiebre, y en los casos más graves una infección que puede ser mortal.

Es bueno brindarle al perro una alimentación variada y deliciosa con pollo, en específico con las mejores partes que son la pechuga y los muslos, que aseguran un buen aporte de proteína con un bajo nivel de grasa para comer de manera saludable y deliciosa.