PERROS

¿Qué significa que a mi perro no le guste su correa?

¿Tu perro se quita la correa o no se deja ponerla? Esto es lo que significa cuando un la rechaza y lo que posiblemente estarías haciendo muy mal.

¿Por que mi perro no se deja poner la correa?
Esto significa cuando un perro rechaza la correa por completo.¿Por que mi perro no se deja poner la correa?Créditos: PetLife
Escrito en BIENESTAR el

¿Sabías que los perros tienen que regular su comportamiento igual que lo hacen los humanos? Todo parece indicar que los perros son como los niños, a quienes se les tiene que controlar sus impulsos y si notas que tu can se deshace de la correa o pechera entre meneos de caderas, aquí te explicamos lo que significa y por qué a un perro no le gusta este accesorio.

Antes de pasar con el tema de lo que significa cuando rechaza la correa, debes de saber que de acuerdo con la investigación 'Development of the dog executive function scale (DEFS) for adult dogs', publicada por Animal Cognition, un perro inhibe sus impulsos de ser él mismo, como hacen los niños pequeños. Ambos se encuentran bajo el cuidado de adultos que ya saben seguir rutinas diarias.

Además, se ha revelado que los humanos también suelen controlar sus impulsos. Así como los perros, gracias a su relación con los humanos de más de 30,000 años, ya no son tan salvajes, las personas no se abalanzan por un pedazo de pastel. Eso sí, se demostró que los perros con un buen entrenamiento tienen una capacidad cognitiva alta.

Créditos: imagen de 
Pagerie Official, tomada de Pinterest.

¿Por qué a mi perro no le gusta la correa?

Lo anterior nos hace pensar que los perros sí son seres inteligentes gracias a la interacción que han mantenido con los humanos, pero entonces, ¿por qué un perro no le gusta usar la correa? Se puede deber a que tuvo una mala experiencia en el pasado, a que nunca ha usado un accesorio como este o que se siente totalmente dominado. Aunque también se puede deber a las siguientes razones:

  • El material o ajuste alrededor de su cuello no es el indicado.
  • Le provoca alergia y no su humano no se ha percatado de ello.
  • No le gusta salir de casa o convivir con otras personas.
  • Sencillamente, no le gusta tener nada alrededor de su cuello.
Créditos: imagen de Indómito Studio, tomada de Pinterest.

¿Cómo hacer para que a mi perro le guste la correa?

Si tu perro rechaza la correa cada vez que intentas ponérsela, quizá debas intentar con una pechera. Estas son más cómodas y no asfixia al animal o lastimará sus vértebras. En caso de que no puedas conseguir una por el momento, debes de tener a la mano unos deliciosos premios y luego hacer lo siguiente:

  • Mantendrás la correa detrás de tu espalda junto con los premios. Conforme la muestres al aire y la vuelvas a esconder le darás unos premios.
  • Después la acercarás a su cuerpo y le darás su premio hasta que la asocie como algo bueno.
  • Avanzarás de esta manera hasta que puedas acercarla a su cuello y eventualmente atarla a la argolla.

¿Qué pasa si no sacas a pasear a tu perro?

Un perro es un animal que necesita estar libre o sentirse como tal. Al tener sus instintos más desarrollados que las personas, necesita ponerlos a prueba todos los días, de esta manera tendrá una buena musculatura y una relación mental. En caso de que un lomito no salga a pasear, toda esta energía quedará acumulada, lo que provocará que se frustre, se altere y tenga anomalías en su comportamiento.

Se podría deprimir o volver más irritable antes sonidos u objetos que se muevan con mayor facilidad en casa. Recuerda siempre usar una pechera para evitar lesionar el cuello de tu lomito, además, tendrás un mejor agarre de su cuerpo que con una correa.

Ahora que ya sabes lo que significa cuando tu perro sale huyendo de la correa o no le gusta salir a caminar, es porque posiblemente no tomas en cuenta cómo se siente. Si deseas saber más sobre por qué un perro actúa de manera extraña en casa, no dudes en revisar el contenido ya disponible en Facebook.