PERROS

Las razas de perros más inteligentes: te entienden a la primera

Entre las razas de perros existen 10 catalogadas como las más inteligentes con una gran capacidad de retención y aprendizaje. ¿De cuáles se tratan?

Conoce las razas de perros más inteligentes con mayor facilidad de adiestrar.Créditos: Pexels
Escrito en BIENESTAR el

Cada raza de perro posee diferencias significativas en su carácter y capacidad de aprendizaje, importantes a la hora de entrenarlos. Si quieres una mascota que comprenda tus órdenes en la menor cantidad de intentos, conoce a los más inteligentes que serán tus fieles compañeros y buenos estudiantes en el proceso de aprendizaje.

Educar a un perro no es tarea fácil; se requiere paciencia y determinación para conseguir que asimile las órdenes, independiente de lo inteligente que sea. Si quieres que tu mascota tenga una mayor y mejor absorción de conocimiento, los especialistas señalan que deben ser entrenados entre los 2 y los 6 meses de vida. En este periodo, como sucede con los niños, su cerebro es una esponja y captará tus órdenes a la brevedad.

Cada uno es diferente y puede aprender las reglas impuestas con mayor o menor facilidad por su personalidad y las vivencias obtenidas a lo largo de su vida, además de la correcta instrucción y refuerzo positivo de los dueños. Dicho esto, los especialistas señalaban que un canino adulto tarda en aprender una orden básica como “sentarse” de 2 a 4 semanas con trabajo constante.

Estas son las razas de perros más inteligentes

Si buscas a un canino que sea un buen estudiante, preste atención y asimile las reglas del hogar con facilidad, considera buscar y adoptar una de las siguientes razas catalogadas como las más inteligentes por el profesor en psicología Stanley Coren en su libro “La inteligencia de los perros”. El top 10 de los más "avispados" fue integrado por las razas: 

Border collie, Caniche, Pastor alemán, Golden retriever y Dóberman pinscher. Edición: Canvas
  • Border collie
  • Caniche
  • Pastor alemán
  • Golden retriever
  • Dóberman pinscher
  • Shetland Sheepdog
  • Labrador Retriever
  • Papillon
  • Rottweiler
  • Australian Cattle Dog

¿A qué se atribuye que estas razas se posicionan en los primeros 10 lugares de las 79 evaluadas? En su trabajo, Stanley Coren señaló que las razas presentaron una mayor inteligencia funcional y una obediencia más alta, con la capacidad de entender las órdenes con 5 ejercicios o menos, incluso el 95% de ellos respondieron a la primera en el primer intento al mostrar una rápida respuesta.

Mostraron una capacidad de recordar los comandos dados por su tutor sin la necesidad de practicar el ejercicio y aprender las indicaciones dadas por entrenadores que fueron catalogados como inexpertos en la crianza canina.

¿Cómo saber si mi perro me pone atención?

Puedes intentar entrenar a una de las razas mencionadas y fallar si no presta atención a la hora de poner los ejercicios. Para comprobar que efectivamente tienes su atención, especialistas en comportamiento canino han determinado las conductas que lo demuestran.

Shetland Sheepdog, Labrador Retriever, Papillon
Rottweiler,
Australian Cattle Dog. Edición: Canvas
  • Contacto visual: el perro sostiene la mirada, presenta sus orejas arriba y mueve la cola mientras hablas.
  • Posición corporal: se acuesta o se sienta cerca de ti con el cuerpo relajado, es una señal de seguridad y atención.
  • Dirección de las orejas: Puedes saber mucho del perro al ver sus orejas, en este caso estarán levantadas y en dirección tuya, listas para recibir las órdenes.

Recuerda que cada uno es diferente y puede mostrar diferentes comportamientos a la hora de entrenarlo, por ello, debes de observar y conocer su lenguaje corporal para saber en qué momento tienes toda su atención o si deberías aplazar un tiempo la clase.

En conclusión, las razas mencionadas en el estudio del psicólogo Stanley Coren poseen cualidades naturales que los colocan como los perros con mejores capacidades cognitivas e inteligentes para acatar órdenes a la primera. Recuerda que el adiestramiento debe ser con paciencia y respeto, a su vez emplear el refuerzo positivo en lugar de castigos o sanciones.