GATOS

Así debes lavar la cama de tu gato para que no huela feo

Los gatos son muy dormilones, por lo que debemos asegurarnos de que su cama no huela feo, así que sigue estos pasos para saber cómo lavar su lugar de descanso.

Pasos para lavar la cama de tu gato y terminar con el mal olor.Créditos: Canva
Escrito en BIENESTAR el

Si tienes un gato en casa, sabrás que son de los animales más dormilones, ya que pueden pasar hasta 15 horas al día en los "brazos de Morfeo". Tomando esto en cuenta, es normal que su cama sea el lugar en el que pasan la mayor parte del tiempo, por lo que es importante que siempre esté limpia. Siendo así, te daremos el paso a paso de cómo lavarla para que el olor no sea desagradable.

Antes de poner manos a la obra, tienes que asegurarte de qué tipo de material está hecha la cama de tu michi. Esta información se encuentra en la etiqueta. Por lo regular, se usa tela de lino, otros materiales resistentes y relleno de poliéster grueso, para elaborar el camastro de nuestras mascotas

Una vez que tengas la información necesaria, sabrás si puedes meterla a la lavadora, usar una aspiradora y la temperatura del agua con la que tienes que lavar la cama. Ahora, ten a la mano lo que vas a utilizar, hablamos de un guante de látex, aspiradora, la lavadora lista y, manos a la obra, que el mal olor del camastro del michi no se irá solo.

La manera correcta de lavar la cama de mi gato para que no huela feo: Pasos

Créditos: Unsplash
  1. Primero tienes que retirar los pelos de la cama. Puedes hacerlo con ayuda de un guante de látex o una aspiradora. Haz este paso varias veces hasta que no notes que ya no queda ni un solo pelo. Para facilitar tu tarea revisa si se puede separar el colchón de la base. En el caso de que sí, limpia las partes por separado. Te tomará unos cuantos minutos porque se tienen que ir todos los pelos de nuestro gato.
  2. Revisa la etiqueta para comprobar que la funda y el colchón se pueden lavar en la lavadora. Ahora échalos y añade un poco de detergente líquido.
Créditos: Unsplash
  1. Si no se puede lavar en la lavadora, pon el colchón a remojar en agua caliente con un poco de desinfectante y detergente. Frota las manchas hasta que notes cómo desaparecen. Repite este paso con cada mancha que veas.
  2. Por último, enjuaga bien la cama y quita todo rastro del olor de los productos que usaste, pues esto puede ser molesto para los michis 
  3. Déjala secar en un lugar ventilado.

Sigue estos pasos al pie de la letra para lavar la cama de tu gato y quitar el mal olor. No olvides usar productos que no tengan un aroma tan fuerte, pues esto puede ser molesto para el desarrollado olfato de nuestras mascotas. Conoce más consejos para cuidar de tus mascotas en Petlife.