PERROS

El truco para cepillarle los dientes a un perro que no se deja

Si quieres cuidar la salud bucal de tu perro, debes cepillar sus dientes. Si no se deja, conoce un pequeño truco para el aseo.

Ayuda a la salud de tu perro al cepillar sus dientes. Si no se deja, este truco te dirá cómo hacerlo..Créditos: Pinterest / vecteezy /PetLife
Escrito en RECREACIÓN el

Los perros requieren, como los humanos, un cuidado dental por las enfermedades que pueden presentar. Por ello, el cepillar es fundamental en su rutina de aseo. Si se da el caso que el canino no se deja limpiar los incisivos, te compartimos un truco para lograrlo sin que te muerda o se escape.

La mayoría de los problemas bucales entre los perros se suelen presentar después de los 3 años, donde más del 80% pueden generar inconvenientes que se vuelven problemas con el tiempo. Entre las enfermedades más comunes se encuentran el sarro, gingivitis, periodontitis, abscesos y fracturas dentales. Por ello, el cepillar sus dientes es indispensable para mejorar su salud.

Entre las señales más frecuentes de que tu perro puede tener problemas en sus dientes se encuentran el mal aliento, la presencia de sarro en sus incisivos, encías rojas, inflamadas o con sangre, problemas para comer, pérdida del apetito y babeo excesivo. Se recomienda fomentar el cepillar sus colmillos desde pequeños.

Créditos: Imagen de universo catdog, tomada de Pinterest

Así puedes cepillarle los dientes a un perro que no se deja

Para lograr cepillar a un perro con éxito, no puedes meterle solo el cepillo y esperar que lo acepte. El truco está en darle un refuerzo positivo para que vea la limpieza como algo agradable. Si no se deja o es la primera vez que lo hace, te decimos cómo hacerlo paso a paso.

Acarícialo en el hocico, lentamente levanta el labio para hacer visibles los colmillos, abre su boca unos segundos y permite que la cierre y dale un premio. Repite en diversas ocasiones. Al sentirse más en confianza, enrolla una gasa en tu dedo, mójala y pásala por sus incisivos suavemente. Al terminar, otorgarle un premio. Te recomendamos tomar un premio grande y partirlo para hacer raciones, de esta forma, se evitarán problemas de sobrepeso.

Al estar más familiarizado, coloca pasta dental para perro, alcanza las muelas y la parte interna de los dientes, aumenta el tiempo. Si notas cansancio o no se deja, tómate un momento y prémialo. Al acostumbrarse, cambia un cepillo para caninos o dedales con cerdas. El cepillado debe ser paulatino, el truco es hacerlo lento y permitir que se acostumbre, además de darle un premio al final.

Créditos: Imagen tomada de Pinterest

Alternativas para limpiar los dientes de un perro que no se deja

Si después de aplicar el truco paulatino, el perrito no se deja cepillar los dientes, hay otras alternativas que puedes probar para conseguir limpiar sus colmillos sin que se disguste. Algunas serán cómodas para él y puedes conseguirlas en tiendas para mascotas.

  • Huesos dentales para canino.
  • Astas de ciervo.
  • Juguetes dentales para morder.
  • Soluciones bucales (spray o enjuagues).

Recuerda que para lograr cepillar a tu perro, la constancia y la paciencia son fundamentales. La mejor opción para el aseo de tu can dependerá en gran medida de su comportamiento y necesidades.

A modo de conclusión, para lograr cepillar al perro se deben tener paciencia y constancia para acostumbrar a la limpieza con el truco de darle premios al final de cada avance cuando no se deja. Con el tiempo será más sencillo el aseo.

Temas