PERROS

¿Cómo bañar a mi perro sin shampoo?

Hay casos donde es necesario un baño para el perro, pero si se te acabó el shampoo especial, hay uno en seco que puedes preparar con ingredientes de la cocina.

¿Cómo puedo bañar a mi mascota si se me acabó el shampoo para perro?.Créditos: Unsplash
Escrito en BIENESTAR el

Hay momentos en que un perro verdaderamente requiere un baño y la suciedad en su pelaje no puede esperar, pero para tu mala suerte no hay shampoo. Si te encuentras en esta situación, no uses el tuyo. Conoce cómo realizar una solución para asear a tu mascota mientras encuentras el producto que necesitas.

Al buscar el shampoo apropiado para bañarlo, debes leer las etiquetas para encontrar el más indicado debido a que hay formulaciones específicas para distintas edades, largo, rizado o doble capa así como para necesidades específicas por ejemplo antibacterianos, antipulgas, hipoalergénicos, neutralizantes de olores, antipicazón, calmantes, principalmente. Si tienes alguna duda de cuál es el ideal para tu perro, no dudes en consultar a un veterinario.

Un error común es emplear el personal si no se cuenta con el especial para mascotas, pero usarlo puede provocar alteraciones en el pH ácido de su piel, a diferencia del alcalino humano, lo que produce irritación, enrojecimiento, picazón y puede derivar en dermatitis. Además, los colorantes y esencias que posee pueden irritar sus ojos y provocar conjuntivitis.

Paso a paso sobre cómo bañar a tu perro sin shampoo

Si es necesario bañar al perro y te quedaste sin su shampoo, puedes preparar un casero. Lo primero es retirar con agua la mayor cantidad de suciedad, tierra y hojas. Para preparar la mezcla ocuparemos bicarbonato de sodio, que tiene la capacidad de absorber el mal olor y quitar la mugre.

Créditos: Pexels

Los ingredientes que usaremos son 250 gramos (una taza) de bicarbonato de sodio y 125 gramos de maicena; ambos van a un tazón para revolverlo. Una vez incorporado, espolvorea la mezcla sobre tu mascota y procede a peinarlo para retirar la mugre del pelaje. Si quieres darle un bonito olor, puedes añadir un aceite esencial, pero ten en cuenta que algunos pueden resultar tóxicos para los caninos.

Con el shampoo seco, podrás limpiar a tu perro y prevenir que lleve la suciedad dentro de la casa o pueda enfermarlo. Como una observación, al usar la mezcla de manera prolongada, puede causar que se almacenen residuos en el pelaje e incluso en su piel.

¿Cada cuánto debo bañar a mi perro?

Fuera de un baño de emergencia, la frecuencia varía dependiendo las actividades del canino, su entorno, la raza y la edad; sin embargo, los especialistas han señalado un tiempo estándar dependiendo el tipo de pelaje. Si lo tiene corto, puede ser cada mes a dos meses. En los de intermedio se recomienda el aseo entre un mes a mes y medio y los de pelaje largo oscilan de 3 semanas a un mes.

Los tiempos en que el perro recibe un baño pueden variar al presentarse algunos signos de suciedad en su pelaje como verse opaco o grasoso, que desprenda un mal olor corporal, que se rasque por una picazón excesiva debido a insectos como pulgas o garrapatas, en ese caso deberás utilizar un shampoo antiparasitario.

Créditos: Unsplash

Como recomendación adicional, procura enjuagar bien al canino al terminar el baño para eliminar los restos, secarlo con una toalla o con un secador de cabello para evitar un resfriado. Al finalizar, cepilla su pelo para eliminar cualquier enredo.

El shampoo casero para perro te salvará de un apuro en caso de necesitar una limpieza de emergencia, pero lo más recomendable siempre es bañarlo con un producto formulado especialmente para ellos.