GATOS

¿Cómo hacer un transportador para gatos reciclado pero bonito?

Este es la forma más sencilla de hacer un transportador eficaz para poder sacar a tu gato de casa sin que se asuste.

Así podrás transportar a tu gato sin tener tantos problemas..Créditos: PetLife
Escrito en RECREACIÓN el

¿Se te rompió el transportador de tu gato? ¿Necesitas comprar uno nuevo? ¿Ya se tardó en llegar a tu casa y lo necesitas con muchas urgencia? Es mejor que te vayas preparando desde ya y juntos todos los materiales que vas a necesitar por si tienes que hacer un reclamo a la tienda, pues nosotros te enseñaremos cómo hacer un transportador casero y reciclado para tu gato con este sencillo tutorial.

Seguramente piensas que nunca en tu vida llegarás a necesitar un transportador, pero es una gran mentira. En algún momento tendrás que llevar a tu gato al veterinario para su primera revisión o para salir por primera vez de vacaciones y descubrirás lo aterrador que puede ser si no tienes uno, aunque sea casero.

No es lo mismo salir de vacaciones con un perro que con un gato, ya que los lomitos disfrutan de vivir nuevas experiencias, mientras que los gatos apuestan por la seguridad de lo ya conocido, y sacarlo de esta zona de confort lo puede alterar, al punto de que podría rasguñar, morder o escapar. 

Créditos: Pexels.

Cómo hacer una transportadora para gatos casera

Ya me hubiera gustado a mi tener este útil transportador casero antes de saber cómo se pondrían mis dos gatos. Así que, prepara los materiales que vas a necesitar para hacer un transportador casero con este tutorial fácil de seguir. 

Materiales para tu transportador reciclado

  • Tijeras
  • Cúter
  • 2 cajas del tamaño de tu gato
  • Camisa vieja
  • Botella de plástica
  • Rosca de botella
  • Botella de plástico
  • Silicón
  • Lápiz

Paso a paso para hacer un transportador casero

  • Lo primero que harpas será desarmar la caja sin romper los extremos o rasgarlos.
  • Con ayuda de un lápiz trazarás dos franjas a lo ancho de tu camisa con mucho cuidado de no cortar la unión, pues estas dos tiras te ayudarán a sujetar la caja en los hombros más adelante.
  • Cortarás la zona media de la botella de plástico con ayuda del cúter y todo este largo será el espacio que recortarás en un extremo de la caja, para que funcione como la ventana.
  • La zona curva que recortaste de la botella la insertarás en este recorte de la caja y pegarás los extremos con el silicón.
  • Para asegurarte de que las pestañas no se desprenderán, pegarás un trozo de cartón sobre cada una de las pestañas de la botella que han quedado en el interior para que el gato no pueda quitar su ventana.
  • Con ayuda del sobrante de la botella harás unos arcos que puedan ayudar a cubrir los extremos laterales del trozo curvo que ya pegaste en la caja.
  • Antes de empezar a armar la caja, colocarás los dos trozos de la camisa recortada en un extremo de la pared y los pegarás con pegamento.
  • Unirás las pestañas de la caja con ayuda del silicón para poder armarla.
  • Una vez que esté entera, utilizarás una palito de madera ancho y robusto para atornillarlo a la caja. En la otra pestaña de la caja colocarás una tapa recortada de un extremo para que se puede atorar ahí el palito.
  • Con ayuda del cúter procederás a hacer unos rectangulares de unos tres centímetros por cinco de ancho por toda la caja para que sea su ventilación.
Créditos: Youtube.

La ventaja de hacer un transportador reciclado es que podrás usar materiales de casa y no tendrás la necesidad de gastar en comprar uno y esperar toda una semana a que llegue a casa. Además, puedes hacer varios transportadores caseros con este eficaz tutorial si notas que el otro ya se gastó. ¡No te quedes con ganas de más y revisa el contenido para tu gato que tenemos en Facebook!